Presentación

Bienvenidos a mi blog, donde traduzco la novela web "Spirit Migration" y de vez en cuando hablo sobre tecnología práctica y anime.

viernes, 31 de julio de 2015

Spirit Migration V02 C009

ADVERTENCIA: Este capitulo contiene descripciones de escenas que pueden herir la susceptibilidad de algunos lectores.

La versión en inglés de los capítulos 10 y 11 están disponibles aquí, gracias a re:Translations

Gracias a todos los lectores de este blog por su visita.

Así también pido a los lectores provenientes de la Unión Europea que lean el Aviso que escribí en la entrada anterior.

----------------------------------------------------------------------------------------------

Capítulo 9 - La señorita y el pequeño perro

Después de viajar por la carretera, localizada al oeste de Barass, y pasando a través de las montañas, la ciudad de Kurakaru yace a la vista sobre una vasta llanura. Es la ciudad más prospera de la región de Grandahl con su agricultura y ganadería. Es una pacífica aunque animada ciudad.

El grupo de carruajes que entraron en la ciudad de Kurakaru, pasando por una puerta por la que incluso un carruaje podría pasar, finalmente se detuvieron frente a un edificio, rodeado por altos muros, que lucía como un palacio. Ahí fueron recibidos por filas de empleados.

“Bueno, hemos llegado. Vamos a hacernos cargo de tu pelaje después de volver a la habitación ¿sí? Fausta.”

"Woof." {NT: Así ladra un perro en inglés, no creí necesario traducirlo a “Guau”.}

[Que casa tan grande, ¿Acaso las casas de todos los nobles lucen así?]

Sin influir mucho al pequeño perro, Kou, que había dejado al perro hacer lo que quiera durante el viaje de dos días, levantó su voz en admiración a la casa, en la cual la dueña del pequeño perro, Alice, vive.

Una dama en un elegante vestido bajo del carruaje y devolvió el saludo al anciano que la saludo cortésmente.

“Bienvenidas de vuelta, Milady, señorita.”

“Prepare los artículos comprados para ser usados mañana. Pero aliste el material artístico en la habitación usual.”

“Desde luego.” {NT: En inglés dice “certainly”, pero decidí ponerle así en vez de “ciertamente” o “como ordene”.}

La madre de Alice le dijo al mayordomo lo que tenía que hacer y entonces se confino a si misma dentro de su habitación, llevando consigo una maid {NT: Lo dejaré como “maid” porque “doncella”, “criada” y “sirvienta” no suena tan bien}. Alice, que permanecía frente a la puerta mientras sostenía en sus brazos al pequeño perro Fausta, preguntó al mayordomo sobre su padre, sabiendo que sería inútil preguntar.

“¿Padre está?”

“El lord ha salido fuera con alguien del comité administrativo y aún no ha regresado.”

“Ya veo...... Hoy también está ocupado.”



Alice, que subió al segundo piso y se dirigió a su habitación, en el camino se detuvo al lado de una habitación ubicada en el pasillo.

“Bienvenida de vuelta, señorita.”

“El pelaje de Fausta se ha desarreglado, también, reemplaza su pañuelo y cinta, Landon. Lo demás puede hacerse en la noche.”

“Desde luego.”

Una alfombra mullida extendida a lo largo de la gran habitación. Varios cojines sobre un sofá de apariencia costoso, además, una pequeña cama con una carpa. Pensar que al final está es una habitación preparada para Fausta, una casa de perros. También tenía una bañera para mascotas.

[Increíble, Fausta-kun, acaso eres una celebridad....... Por cierto, ¿Qué era una celebridad?]

Mientras Kou, que estaba sorprendido por la forma en que los nobles vivían, estaba organizando sus recuerdos, Fausta fue entregado al cuidador Landon. Cuando Landon recibió cuidadosamente a Fausta de lady Alice, Fausta empezó a ladrar.

“Eso es malo, serás un buen chico ¿cierto Fausta?”

Después de decir eso, Alice acarició la cabeza de Fausta 3 veces, entonces dejó la sala de crianza para poder cambiarse de ropa.

Fausta, que estaba moviendo su cola hasta que la puerta se cerró, empezó a temblar cuando ya no pudo ver a Alice. Landon, que sostenía a Fausta, suavemente agarro su pescuezo como si fuese normal, y cuidadosamente lo tiró sobre el sofá.

Mientras sostenía el cojín, acogotó a Fausta, que obedientemente se quedó en silencio. {NT: es decir lo inmovilizó sosteniéndolo del cogote.}

[¿Qué? ¿No hay algo fuera del lugar?]

Al ver como el aire alrededor del cuidador había cambiado, Kou obtuvo información proveniente de las emociones de Fausta y de leer su mente. De los fragmento de información que pudo obtener, entendió que este cuidador estaba maltratando a la mascota a diario.

“Tch, cuantos humanos crees que pueden ser alimentados con todo el oro que se va en cuidar la belleza de un perro.”

Mientras murmuraba maldiciones, puso las herramientas en orden y empezó a encargarse del pelaje de Fausta, mientras Fausta esperaba obedientemente en el sofá.

A Landon le desagradaba la familia a la que estaba sirviendo. Incluso podía decirse que la odiaba. Sólo en apariencia cumplía sus órdenes obedientemente, pero a su manera, desahogaba su ira maltratando a la mascota de la señorita. Debido a que este método sólo le servía por un corto tiempo, lo hacía cada día debido a toda la frustración que tenía.

Después de un rato, Alice, que se había cambiado en un vestido casual, pasó por la sala de crianza. Ella había planeado tener una fiesta de té con sus amigas cercanas cuando volviera, y planeaba llevar consigo a Fausta, que era querido por sus amigas cercanas. {NT: En la versión en inglés dice “good friends”, pero no me convenció ponerle “buenas amigas” debido a cómo sonaba.}

Fausta, que movió su cola y salto hacia Alice, que había entrado, empezó a mirar amenazadoramente al cuidador Landon.

“Landon, como de costumbre Fausta te está gruñendo ¿No es así?”

“Como se esperaba, no le agrada que limpien su cuerpo, parece que no puedo conseguir que yo le agrade.”

Dijo Landon mientras sonreía.

“Ya veo.... Que problemático.”

Después que Alice dijo eso, bajo hacia el vestíbulo del primer piso con Fausta, que tenía una nueva cinta, pañuelo, y estaba cepillado.

Después de tomar asiento en el jardín donde la fiesta de té se realizaba, Fausta, que voluntariamente dejo que las amigas de la señorita Alice lo acariciaran, parecía estar encantado. Ya que pertenece a una raza de perros grandes, parece que es divertido acariciar su pelaje mientras aún estaba creciendo. {NT: Originalmente decía “familia de perros grandes”, pero por acá más se habla de razas que de familias.}

[Alice también es linda, pero sus amigas son todas unas bellezas.]

Al estar rodeado de hermosas señoritas resplandecientes, Kou empezó a divertirse también. ‘Tal vez debería ser acariciado con Fausta-kun por un rato~’ justo cuando pensó eso, una señorita que estaba acariciando la espalda de Kou, hizo un sonido ‘¿ara?’, entrecerró sus ojos hacia una parte de su pelaje donde su mano se había detenido. {NT: “ara” es una exclamación japonesa que en esta ocasión indica sorpresa.}

“¿Te pasa algo?”

“Esta parte, parece estar roja. Parece haber sido picado por un insecto.”

“Es verdad, luce bastante doloroso.”

Las señoritas estaban cepillando de lado el pelaje, mirando la parte que estaba roja. Parecía que estaba haciendo cosquillas a Fausta. Kou, que estaba con Fausta, ya sabía que fue debido a que Landon lo cepilló toscamente, pero estaba perdido respecto a cómo debería decirle a Alice sobre el maltrato.

“...... Dejemos que un veterinario le frote algo de ungüento más tarde.”

Alice, que estaba acariciando la parte que estaba hinchada debido a la inflamación, suspiró ligeramente.



Eventualmente la fiesta de té terminó, y Alice y los demás fueron al vestíbulo del primer piso. Mientras conversaba con sus amigas cercanas que estaban alistándose para ir a casa, Fausta, yacía en sus brazos de repente saltó y empezó a correr.

“Otototo, es peligroso si saltas así Fausta.” {NT: “otototo” exclamación japonesa, creo que sería algo así como “eso estuvo cerca”.}

“Ah, Zerodo. ¿Ya es la hora para el mantenimiento del jardín?”

“Sí, señorita. Ya llegó el momento de plantar las semillas para la siguiente estación.”

Zerodo, un joven empleado que se encargaba del jardín. Aunque un poco delgado, aún así Fausta le había tomado cariño a este hombre joven con una especie de aire amable y sencillo a su alrededor. Finalmente, las preparaciones del carruaje terminaron, así que Alice dejó a Fausta a su cuidado y fue a despedir a sus amigas cercanas.

"Woof, woof."

“Está bien, está bien, te levantaré en un minuto así que espera un poco.”

Fausta estaba parado sobre sus patas traseras y apoyaba sus patas delanteras en la rodilla de Zerodo, moviendo su cola. Entonces Zerodo sacó el dulce habitual de su bolsillo. La razón por la que Fausta le quiere tanto, es debido a que siempre le da un dulce si hace esto.

“Es un secreto de la señorita ¿Okay?”

"Woof------ Woofwoof."

[¿...... Hmm? ¿No era malo dejar que un perro coma eso?]

Al ver a Fausta comer el dulce lleno de pasas, Kou pensó sobre las ‘Cosas que los perros no pueden comer’ dentro de sus recuerdos {NT: Está parte es real, a los perros les hace daño comer pasas}. Aún así, las memorias que tenía son de un mundo diferente. El sentido común de este mundo puede ser diferente. Sin embargo—

[¿Qué podría ser? A pesar de que luces tan feliz, Fausta.....]

Los ojos de Zerodo, que miraban a Fausta que estaba comiendo el dulce, se parecían a los ojos del cuidador Landon.

Pensando eso, Kou dejo salir su cuerpo espiritual y enfoco su mente en las palabras de Zerodo. Las palabras de este mundo son entendidas por Kou, que entiende la voluntad detrás de las palabras dichas, puede leer los tenues pensamientos que son emitidos junto con las palabras que salen de la boca de uno.

“¿Sabe bien?”

Zerodo susurró suavemente eso. Los sentimientos que vinieron con esas palabras, él percibió los pensamientos contenidos en ellos.

----- Aún estas vivito y coleando, a pesar de que lo mezclé con algo que era malo para el cuerpo de un perro........ Supongo que tendré que poner un poco más en ello-----

[……]

Las verdaderas intenciones que percibió de Zerodo fueron que debido a que no puede desobedecer a la señorita y al conde, decidió dirigir el odio que sentía, hacia la mascota de la señorita.

En realidad, no es sólo él o Landon, durante la fiesta de té, fue capaz de sentir el odio de los empleados hacia la señorita, Kou lo encontró extraño. Todos los empleados dicen las cosas que piensan en secreto.

No pudo encontrar algo en particular que odiar sobre la señorita Alice durante la fiesta de té con sus amigas cercanas o durante los dos días de viaje desde el pueblo de Barass.

Fausta se despidió de Zerodo, que acarició su cabeza y fue al jardín después de comer el dulce, luego, la señorita había vuelto al vestíbulo y él la miró.

[Hmm, ¿Tal vez la culpa yace en el padre?.......]

La señorita Alice recogió a Kou, que de nuevo estaba dentro de Fausta, y que cruzó sus brazos y empezó a gruñir. {NT: Traté de darle coherencia a esta oración, originalmente decía “The young lady Alice picked up and Kou, who was inside Fousta again, who folded his arms and began to growl”.}



Alrededor de la noche.

Debido a las lecciones, lady Alice tuvo que dejar a Fausta en la sala de crianza. Fausta estaba moviendo su cola en frente de la puerta. Kou puede sentir su deseo de pedir a Alice que no lo deje.

“Pues bien, te encargaré su cena.”

“Desde luego.”

Sin embargo, las intenciones de Fausta no fueron transmitidas, y la puerta fue cerrada sin piedad. Fausta empezó a temblar cada vez más y más cuando los sonidos de pasos se hicieron más lejanos. Landon había dejado caer su sonrisa e inexpresivamente lo miró con desprecio. Y cuando lentamente sacó su pie detrás de él----

“Pues bien------ Muévete.”

Cuando dijo eso, pateo el costado de Fausta. Con un pequeño gimoteo empezó a caminar, entonces una vez más fue pateado por atrás y fue enviado volando a la cama, se ocultó entre las sábanas como si quisiera esconderse, temblando de miedo.

"Hmph."

Luego Landon empezó a preparar la comida después de resoplar su nariz una vez. Lo que hizo reaccionar las orejas y nariz del tembloroso Fausta. Al comer alimentos de alta clase, parecía que el miedo que tenía debido al maltrato se había ido por un momento a causa de la comida. Su mirada estaba pegada al plato de comida de plata. Él hizo sonar una campana indicando que la comida estaba lista.

Desde la época en que era cuidado sólo por lady Alice, pensó que esta era la señal de que la comida estaba lista.

Fausta empezó a comer de prisa. Cuando Landon pasó a su lado mientras estaba comiendo, empezó a gruñirle instintivamente. Tal vez porque eso lo molestó, Landon lo envió volando ligeramente. Sin embargo, Fausta, que no le gustaba que interrumpieran su comida, comenzó a gruñirle amenazadoramente.

“No gruñas tu maldito perro y come de una vez.”

Landon, que chasqueó su lengua, dijo eso, y lo pateó de nuevo. Entonces resonó el eco del grito de Fausta.

“Ha, qué está mal.”

Fue golpeado en un mal lugar. Al ver a Fausta después de ser pateado, vio que a su pata delantera derecha le estaba faltando una garra. El resultado, la garra se rompió desde la base.

Landon estaba en pánico debido a los llantos de Fausta.

“Qué sucedió de repente, aún cuando algo como esto nunca había pasado.”

Landon, que en pánico veía el cuerpo de Fausta, pensando que no debió haberlo pateado tan fuerte, notó la garra rota y chasqueó su lengua. A continuación lady Alice llegó corriendo después de escuchar el llanto. Además de la maid, y el mayordomo, también vinieron dos guardias varones.

“Parece ser que se enganchó en algún lugar, la garra parece haberse roto....... Lo siento.”

Landon bajó su cabeza mientras lo explicaba de esa forma. El tembloroso Fausta puso su pata delantera delante suyo hacia lady Alice.

“En otras palabras, significa que la causa es el acicalamiento llevado a cabo.”

"........ Le pido disculpas."

Alice, que miraba en silencio a Landon inclinándose, miró atrás a una empleada en el pasillo y ordenó ‘Traigan un veterinario ahora’. La maid bajó su cabeza y se fue, también ordenó a un mayordomo que trajera algunas herramientas.

"¿Herramientas...... Dice?"

“Sí, algo como un martillo servirá.”

Fausta, estaba gimoteando a los pies de Alice, y Kou dentro de él se estaba preguntando para que necesitaría un martillo. Mientras se preguntaba a sí mismo, estaba viendo sus alrededores. Cuando el mayordomo regresó con las herramientas, lady Alice dijo que Landon tenía que pagar el precio por la garra que le dolía a Fausta y ordenó a uno de los guardias.

“El dedo medio de la mano derecha de acuerdo.”

"..... Huh, ¡Milady!"

El fornido guardia sujetó a Landon. Esto significa que él martillará su dedo como con la garra rota. Landon comenzó a rogar por perdón con un rostro pálido. El mayordomo que había traído las herramientas, le dio el martillo al fornido guardia.

[¿Aaaah, es esta la causa de todo esto?]

Cuando Kou entró en Fausta para poseerlo, levantó su otra pata delantera e hizo como si le fuese difícil moverse y fue hacia donde estaba Landon. Se dirigió hacia la mano que estaba retenida en el suelo y empezó a ladrar en señal de protesta.

"¿Fausta?"

"Kyu~un."

Ante esa acción, todos en el lugar lo encontraron extraño. Como si todas las emociones hubiesen dejado su rostro, Alice que parecía una muñeca, debido a su apariencia y aire frío, miró dentro de los pequeños ojos redondos de Fausta.

“¿No es por la negligencia del cuidador Landon que tu garra se rompió?”

"Ky~un."

“¿Estás diciendo que debería perdonarlo?”

"Woof."

Mientras estaba sorprendida por Fausta que reaccionaba como si pudiera entender sus palabras, Alice pudo sentir su emoción emergiendo de su frialdad.

"..... Ya veo, si Fausta dice eso."

Los guardias, las maids, los mayordomos estaban todos sorprendidos por las acciones del pequeño perro Fausta, pero el que estaba más sorprendido era Landon. Ha sido más de un año desde que empezó a hacerse cargo de él. Tenía sospechas de si Fausta realmente hizo eso con el fin de protegerlo o no, pero el pequeño perro no había realizado una acción como esta antes.

Eventualmente, la maid regresó para informarles que el veterinario había llegado. Mientras ella mostró un rostro confundido sobre el extraño aire en la habitación, el mayordomo le susurró lo que había sucedido.

“Sé agradecido con este pequeño.”

Alice que había recogido a Fausta le dijo eso a Landon, y luego se dirigió hacia la sala. Landon sólo pudo verlos marcharse mientras permanecía aturdido.



Después de ser curado por el veterinario, ‘El dolor desaparecerá en dos o tres días’ es lo que les dijo después de remover la garra y vendarla para que no se lamiera, luego junto con Fausta, Alice regresó a su habitación.

[Así que está es la habitación de Alice.]

Como se esperaba de la habitación de una señorita, el lujo y espacio no podían compararse con la sala de crianza, pensó Kou mientras admiraba la habitación. Las maids que estaban listas en el cuarto de espera aparecieron para ocuparse de ella, pero Alice hizo que se marchen y entró en el dormitorio.

En medio de esta gran mansión, este era el único lugar donde podía pensar las cosas tranquilamente. Sentada en la cama y colocando a Fausta sobre sus rodillas Alice dejó salir un pequeño suspiro.

“¿Tu pata está bien?”

"Woof."

“..... Tú, ¿eres Fausta cierto?”

".... Woo~oof."

Ante la apariencia del pequeño perro Fausta que dejó vagar su mirada, Alice dejo girar sus ojos y rió ligeramente. Era una sonrisa como la de un ángel. Se miró a si misma pensando que probablemente estaba cansada. Que ella ya estaba, desde hace un largo tiempo cansada mentalmente.

De hecho, lady Alice sabía que su mascota estaba siendo maltratada, también sabía lo que la mayoría de los empleados pensaban de ella a sus espaldas {NT: la traducción sería “en las sombras”, pero creo que para el contexto queda mejor “a sus espaldas”}. Aún no se había dado cuenta que el joven jardinero había estado dando dulces dañinos, pero sabía que él odiaba a su padre que es su jefe.

“¿Sabías Fausta, que había endurecido mi resolución para este día?”

Contra los empleados que albergaban malévolas intenciones hacia ellos, les perdonaría si cometían un simple error, pero si cometían un error donde como hoy maltrataban a la mascota, había decidido que serían castigados de una manera similar, hoy se había decidido a sí misma para eso.

La garra rota de Fausta se suponía que sería el detonante para que ella empezara a castigarlos.

La chica que aún estaba en una etapa joven, no podía soportar más las malas intenciones y malicia hacia ella y sus padres, y actuó como si no lo hubiese notado. Tampoco podía pensar en vivir como su madre, encerrada en su habitación todo el día.

Por ello, pensó que la única forma era hacerles entender a qué atenerse.

[Así que era algo como eso.]

Kou, que había entendido los verdaderos sentimientos de Alice después de su monólogo interior, de alguna manera quería hacer algo por la chica que estaba aislada dentro de la mansión. Con el conocimiento cultivado junto a los aventureros del pueblo de Barass y sus recuerdos del otro mundo, empezó a pensar qué es lo que él y el pequeño perro Fausta podían hacer.


[Primero tendré que encontrar un aliado para Alice dentro de la mansión, él supongo.]

<Capítulo 8     -     Capítulo 10>

8 comentarios:

  1. Gracias por el cap cada cuanto tiempo sale un capitulo jf.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando el siguiente capítulo está disponible en inglés y no surgen contratiempos, mínimo 2 semanas, más seguro 3.

      Eliminar
  2. estupenda esperando el proximo capitulo

    ResponderEliminar
  3. se agradece la novela ahora esperar el capitulo 8 del manga xD

    ResponderEliminar
  4. El capítulo 10 esta (finalmente) traducido, corregido y editado.

    ResponderEliminar
  5. ''El'' esta de mas



    [Primero tendré que encontrar un aliado para Alice dentro de la mansión, él supongo.]

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para mí le da algo de expectativa para el siguiente capítulo.

      Si le quitara "él" sólo quedaría "..., supongo", y originalmente decía "[First I'll have to find an ally for Alice inside the mansion, him I guess.]". Al final se perdería una parte de la idea.

      Eliminar